El 2010 ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, como el Año Internacional de la Diversidad Biológica, debido a la preocupante pérdida de biodiversidad que sufre nuestro planeta.

sábado, 9 de octubre de 2010

LA CONSERVACIÓN DE LOS HÁBITATS


La importancia de la conservación del hábitat es fundamental para el mantenimiento de la biodiversidad. Si protegemos la especie, pero no su casa, las medidas adoptadas no serán suficientes.
Por ello siempre se requiere de un esfuerzo por la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales… para que las poblaciones vertebradas e invertebradas subsistan.

PRINCIPALES HÁBITATS DE ARAGÓN

· Alta montaña.
Los Pirineos y algunas cumbres del Sistema Ibérico acogen el ecosistema de praderas alpinas y grandes macizos rocosos. Ibones, glaciares y neveros salpican este hábitat en serio peligro de desaparición a causa del cambio climático. Presencia de especies como la flor de nieve, el lagópodo alpino y la mariposa apolo.

· Sierras y farallones rocosos.
Enclaves verticales de piedra, muy típicos en barrancos, cañones, gargantas y sierras agrestes de toda la comunidad aragonesa. Presencia de especies como el águila real, el roquero rojo… y distintas plantas rupícolas adaptadas a vivir colgando del vacío.

· Bosques.
Aragón posee una rica diversidad de hábitats boscosos: desde los pinares de carrasco y sabinares de las zonas más secas y mediterráneas hasta los abetales y masas de pino negro de la montaña. Entre medio quedan encinares, robledales, hayedos, abedulares o acebedas. Presencia de aves como el gavilán, o de hongos forestales como la falsa oronja.

· Humedales.
Los humedales son áreas que se inundan temporal o permanente de aguas dulces o salobres con cobertura de vegetación acuática, dándose en lugares tan dispares como en pleno desierto de los Monegros –con las llamadas saladas-, en balsas y embalses artificiales, o en multitud de lagos de origen glaciar. Las lagunas de Gallocanta y Chiprana se hallan protegidas internacionalmente por el Convenio de Ramsar. Destacan especies como las anátidas, las grullas, diversos anfibios e invertebrados acuáticos.

· Estepas.
La estepa quizás sea el ecosistema más representativo de todo Aragón, compuesto por un paisaje árido y desarbolado de romero, albardín, sisallo, ontina y cereal de secano. Lo encontramos, en buen estado de conservación, en comarcas como la de Belchite o Los Monegros –dentro del valle Medio del Ebro-, además de en distintas parameras de Teruel.  

· Ríos y riberas.
El Ebro, el río más caudaloso de la península, se acompaña en su viaje de verdes riberas y sotos ricos en biodiversidad. Lo mismo sucede con sus numerosos afluentes: el Huerva, el Jalón, el Gállego, el Cinca, el Guadalope… o el Turia. Presencia de peces, nutria, garza y bosques de ribera a base de sauces, chopos y tamarices.

HÁBITATS DE INTERÉS PRIOPRITARIO PARA LA UNIÓN EUROPEA
Aragón tiene la suerte de conservar distintos “Hábitats de Interés Prioritario”, así delimitados por la Unión Europea a través del Anexo I de la Directiva de Hábitats 92/43/CEE. Corresponden principalmente a las zonas de estepas yesosas del valle del Ebro y a las montañas mediterráneas de Gúdar-Javalambre. Estos paisajes son auténticos tesoros de la biodiversidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario