El 2010 ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, como el Año Internacional de la Diversidad Biológica, debido a la preocupante pérdida de biodiversidad que sufre nuestro planeta.

lunes, 5 de abril de 2010

UNA ASOCIACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD ARAGONESA

* Petrocoptis pseudoviscosa, una planta rupícula exclusiva de los cantiles calizos del río Esera a la altura del Congosto del Ventamillo. Foto: Luis Lorente

Desde una perspectiva geográfica, la Península Ibérica se sitúa en una zona de transición, entre Europa y África, entre el Mediterráneo y el océano Atlántico. El mapa físico nos muestra acusado relieve, en el que destacan varios sistemas montañosos, depresiones y una extensa línea de costa.
En el cuadrante nororiental de la península encontramos un territorio extenso que conforma la Comunidad Autónoma de Aragón. A lo largo de este espacio encontramos una gran variedad ambientes: de tipo alpino, subalpino y montano en los Pirineos, de monte mediterráneo en el Sistema Ibérico, Prepirineo y Somontanos, llanuras y relieves de carácter árido y estepario, sotos fluviales y desfiladeros provocados por la erosión en los ríos que se dirigen mar mediterráneo entre los que destaca el río Ebro. Sólo se podría echar de menos el mar.

Esta variedad de ambientes es sinónimo de una biodiversidad abundante, es decir, que podemos encontrar un buen número de especies animales y vegetales ligados a los diferentes ecosistemas.
Lamentablemente, la pérdida de biodiversidad es un fenómeno creciente a escala mundial, y guarda relación con algunas actividades humanas que provocan la alteración o desaparición de los hábitats de plantas y animales. En Aragón también encontramos un buen número de taxones en regresión, sólo falta echar un ojo al catálogo de especies amenazadas que regula el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. En consonancia con esta problemática se crea la Asociación Aragonesa para la Conservación de la Biodiversidad, coincidiendo también con la celebración del Año Internacional de la Biodiversidad. Los fines más destacados de la asociación son la conservación y defensa de la biodiversidad y los hábitats de las especies amenazadas, la observación y el estudio de la naturaleza, así como la sensibilización y difusión de los valores naturales y medioambientales. Todo ello por iniciativa propia o en colaboración y cooperación con otras entidades públicas o privadas que persigan los mismos objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario