El 2010 ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, como el Año Internacional de la Diversidad Biológica, debido a la preocupante pérdida de biodiversidad que sufre nuestro planeta.

martes, 13 de abril de 2010

EL GALAPAGO DE FLORIDA AMENAZA A NUESTROS GALÁPAGOS AUTÓCTONOS

* Galapago de Florida o de orejas rojas desplazándose a nado. Foto: Luis Lorente

La liberación en nuestras zonas húmedas de tortugas acuáticas compradas como mascotas supone un problema para las dos especies de galápagos autóctonos de Aragón: el galápago europeo y el galápago leproso. Es necesario concienciar a los propietarios de estos animales de que cuando decidan deshacerse de éllos jamás los liberen en el medio natural, deberían depositarlos en centros de acogida como los centros de recuperación de fauna silvestre que cada gobierno autonómico dispone, en Aragón es el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca (Tlf: 976108190).

Aunque ya no está permitida su comercialización desde hace unos años, el galápago de orejas rojas o galápago de Florida Trachemys scripta elegans es la especie exótica que mejor se ha asilvestrado en algunos enclaves, sobre todo en masas de agua estancada cerca de algunos núcleos de población importantes. En los alrededores de Zaragoza se puede observar sobre todo en el Galacho de la Alfranca, el Galacho de la Cartuja, y es especialmente abundante en los estanques del Galacho de Juslibol. Con menos frecuencia también se observan otras subespecies de Trachemys scripta  que todavía se venden y que deben corresponder a liberaciones más recientes.
Las dos especies de galápago autóctonas se ven afectadas por los galápagos exóticos por el contagio de enfermedades y se ha comprobado que por su mayor tamaño y agresividad compiten por los lugares de soleamiento para la termorregulación, por la comida y también por los lugares donde depositan los huevos.
Prevenir la suelta de galápagos exóticos con información expresa en los lugares de suelta, y la captura y retirada mediante campañas de captura con trampas selectivas de captura en vivo, son por ahora los métodos para erradicar esta especie invasiva. Se consideran especies invasivas a las que llegan a controlar procesos ecológicos clave en el ecosistema, y desplazan así a las especies autóctonas que ocupaban el mismo nicho ecológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario